HISTORIA

Historia Institucional

El 15/08/1979 el Supremo Gobierno de la Provincia de Entre Ríos, por decreto Nº 2792/79 Matrícula 108412 compra a descendientes y herederos de la familia Forclaz una parcela de 5 (cinco) hectáreas, por un monto de $20.000.000 pesos (Ley 18188).

El 26/11/1985 por Ley nacional 12665, según resolución 3066/85 la Comisión Nacional de Museos y Monumentos Históricos lo declara “Monumento Histórico Nacional Molino Forclaz”

El 13/08/1987 por resolución Nº 086 de la DRJ se le otorga a la Asociación Amigos del Molino Forclaz la Personería Jurídica, la cual es mantenida hasta la fecha.

El 02/12/2003 según decreto 6676 el Ministerio de Gobierno y Justicia del Gobierno de Entre Ríos es declarado “Patrimonio Histórico Cultural de la Provincia”.

En el año 2008, en el marco de un crecimiento turístico en la zona, la Asociación Amigos en conjunto con los municipios de Colón y San José, tomaron la decisión de poner en valor el lugar, mejorar su aspecto, para que sea visitado por los turistas. Pasando de 1630 visitantes en 2008 a 30200 en el año 2015.

El 02/07/2011 con motivo de la conmemoración de un nuevo aniversario de la Colonia San José se comienzan, con el Subsecretario de Cultura de la provincia, las gestiones para la declaración de Museo.

El 29/08/2013 según decreto Nº 2941 del Ministerio de Cultura y Comunicación, se lo declara “Museo Provincial Molino Forclaz”. Hoy el monumento tomó el valor de una pieza de museo y es un organismo del Gobierno Provincial.


El Molino Forclaz

El Molino Forclaz, es un ícono de la provincia que representa el trabajo, esfuerzo y tesón de los inmigrantes que poblaron no sólo la Provincia de Entre Ríos, sino toda nuestra República Argentina. Este lugar nos transporta a una cultura donde el trabajo y el sacrificio eran las bases para el crecimiento personal, familiar e institucional.


El Molino

Es uno de los atractivos que encierra una historia de progreso y frustración. Fue construido entre 1888 y 1890 por Juan Forclaz y constituye un símbolo del esfuerzo y tesón de los primeros colonos que habitaron la colonia San José en Entre Ríos.

Destinado a moler granos de trigo y maíz fue construido al estilo holandés. Para su funcionamiento necesitaba vientos potentes; es por esto que nunca llegó a funcionar plenamente. Su dueño tuvo que volver a utilizar el antiguo sistema de molienda a malacate.

Este molino junto a una antigua vivienda, los galpones para depósito de herramientas de labranza, el molino de malacate y el aljibe, conforman un conjunto arquitectónico representativo de lo que eran las chacras de inmigrantes de la Colonia San José.

Todas estas construcciones se encuentran agrupadas y ubicadas en la zona más alta del predio. El resto de la chacra estaba destinado a tareas de labranza de la tierra en sus diferentes opciones: huertas, plantación de frutales, pastoreo, sembradíos, entre otros.

el-museo-2

Es un lugar de interés para conocer la historia de la inmigración en la zona. Un encuentro con el pasado, con nuestros orígenes y con nuestros abuelos.

molinoforclaz.com-Historia-colonia
La Colonia, un poco de historia

La colonia San José fue la primera colonia agrícola de la Provincia de Entre Ríos. En 1857 llega el primer grupo de inmigrantes que provenían en su mayoría de Suiza. Un año antes otro contingente suizo había llegado a Esperanza, Santa Fe y precediendo a las anteriores, diez familias suizas dieron origen a la colonia de Baradero en la provincia de Buenos Aires.

Además de familias suizas, arribaron a San José saboyanos y piamonteses. Eran tiempos de la Confederación Argentina con su capital funcionando en Paraná.

Urquiza asumió organizar por su cuenta la instalación de la nueva colonia. Entre 1859 y 1860 llegan más inmigrantes europeos, entre ellos la familia Forclaz.

Ya hacía dos años que habían llegado los pioneros a tierras entrerrianas, por lo que se empezaban a ver las primeras cosechas, los primeros granos. En este sentido, los Forclaz deciden ejercer su oficio y trabajar la molienda. Construyen un molino a malacate, tirado por mulas. Con esta máquina cubrían bien las necesidades de molienda de la época, pero la colonia siguió creciendo y hasta 1862 estuvieron llegando inmigrantes y por ende fue aumentando la cantidad de pobladores de la Colonia, en consecuencia creció la cantidad de granos. Esto produjo que la Familia Forclaz decida construir un molino más productivo. Uno de los hijos de la familia, Juan, propone la construcción de un molino a viento, copia fiel y exacta de los molinos que ellos conocían de Europa, de estilo Holandés. Éstas máquinas se habían propagado por todo el continente europeo, con un auge muy importante puesto que eran máquinas muy productivas y de buen rendimiento. Entre los años 1888 y 1890, se construye el molino a viento. Mucha gente de la zona, vecinos, familiares ayudaron a Juan en la construcción.

Durante cuatro años se realizaron muchas pruebas para lograr que el molino a viento produzca lo que Juan esperaba, pero esto no se logró y cada vez se sentía más presionado por este problema.